Facilitando la rotación del sitio de inyección

www.myvisualmedical.com
www.myvisualmedical.com

Cuando enseñamos a los pacientes con diabetes a inyectarse insulina, insistimos en lo importante que es la rotación del sitio de inyección.

 

Es fundamental establecer un esquema de rotación de los lugares donde se aplica la inyección, de manera de evitar problemas en la piel como son las lipohipertrofias o nódulos de grasa. Estos se deben al efecto estimulante ejercido por la insulina sobre el crecimiento del tejido graso. Estos nódulos formados contienen tejido fibroso y grasa y, además del aspecto antiestético de los mismos, hacen que la absorción de la insulina sea más lenta y a la vez errática por los pocos vasos sanguíneos existentes en ellos.

 

De allí que nos esforcemos tanto en la enseñanza de métodos para facilitar la rotación del sitio de inyección. En el caso de los niños, generalmente prefieren repetir la inyección en el sitio que les molesta menos, facilitando el proceso de formación de las lipohipertrofias. Por esta razón idearon un producto llamado Tartoos, que pudiese ayudar a realizar una correcta rotación.

 

Los Tartoos son tatuajes temporales que se colocan en el abdomen, vienen en una presentación de una hoja de 4,5 x 6,5 pulgadas, con pequeñas imágenes separadas cada una de la otra por una pulgada. Se coloca humedeciendo la hoja con agua y presionándola en el abdomen, transfiriéndose así las pequeñas imágenes al abdomen. Cada vez que se va a administrar una inyección, se limpia con algodón y alcohol la zona donde se va a inyectar y se elimina el Tartoo de esa zona, quedando el espacio identificado sin imágen para no ser utilizado de nuevo y, facilitar así la rotación del sitio de inyección.

 

En mi opinión es una idea muy útil que puede ayudar a motivar a los niños a rotar el sitio de inyección, evitando así, la formación de los nódulos de grasa.

 

Comentarios: 0 (Discusión cerrada)
    Todavía no hay comentarios.