Mi relación con la diabetes


Andres Ignacio
Andres Ignacio

Hay fechas que no son fáciles de olvidar, una de ellas fue cuando me informaron  el diagnóstico de diabetes tipo 1  de mi hijo Andrés.  Fue el 28 de octubre  de 1998,  Andrés apenas tenía 4 años. Ese día  marcó a mi familia para toda la vida,  a partir de esa fecha  la vida de todos cambió.

 

El diagnóstico de una condición crónica afecta mucho, nos llena de temores e inquietudes. Son incontables las noches que pasamos en vela, interrumpidas solamente por la toma de la glicemia capilar de la madrugada, tratando de ubicarnos en el futuro y todo lo que vemos es oscuro. Es muy difícil hasta narrarlo.

 

A partir de allí, volqué todas mis energías en educarme, en aprender todo lo que podía sobre la diabetes para poder manejar correctamente la condición de Andrés. Así fue como comenzó mi relación con la diabetes. Son más de 14 años aprendiendo, asistiendo  a cursos, talleres, conferencias, revisando artículos, libros, revistas, navegando por internet,  dedicada a tiempo completo a educar a personas con diabetes para lograr el tan deseado autocontrol y una vida saludable y plena.